Por lo general todos hemos oído hablar de los planes de pensiones, pero, no todo el mundo tiene muy claro qué son. Así que en el artículo de hoy dedicamos estas líneas a responder esta cuestión que a todos nos ha podido surgir en algún momento.

Ahorrar es una gran ventaja, de eso no hay duda. Y un plan de pensiones individual lo que permite a quien lo contrata, es ir ahorrando una cierta cantidad que él mismo decide, y que recibe el nombre de aportación. Este plan se adapta por completo a la capacidad económica de cada persona.

El capital que se va acumulando en el plan de pensiones se podrá cobrar en el futuro cuando se den las circunstancias previstas. Por ejemplo jubilación, incapacidad laboral, enfermedad grave, desempleo de larga duración, dependencia, o fallecimiento.

El capital ahorrado podrá cobrarlo el partícipe, es decir la persona que ha ido realizando las aportaciones, o un beneficiario por derecho.

Además de estas dos figuras, en el plan interviene el promotor, que puede ser entre otros una compañía de seguros como la nuestra. En Artamendi Sanz puedes asegurar tu futuro con un plan de pensiones personalizado, si quieres empezar a ahorrar podemos ayudarte a diseñar el plan que mejor se adapta a ti.

¿Cómo funciona un Plan de jubilación?

El funcionamiento de un Plan de jubilación es sencillo, aunque requiere de cierto compromiso y constancia por parte del inversor. Estos son los pasos que se siguen en un Plan de Pensiones Individual:

E

Selección del plan: el primer paso es elegir un plan que se adapte a sus necesidades y objetivos de inversión. Para ello, es recomendable analizar los distintos planes disponibles en el mercado, comparando sus comisiones, rentabilidades históricas y la entidad gestora que los respalda.

E

Aportaciones: una vez seleccionado el plan, debes realizar aportaciones periódicas o puntuales al mismo. Estas aportaciones pueden ser flexibles, es decir, se pueden modificar en función de las circunstancias económicas del inversor.

E

Gestión del plan: la entidad gestora es la encargada de invertir las aportaciones realizadas en distintos instrumentos financieros, como acciones, bonos, fondos de inversión, entre otros. La gestión del plan se realiza en función del perfil de inversor del cliente y sus objetivos de rentabilidad y riesgo.

E

Rentabilidad: a lo largo del tiempo, el plan irá generando rentabilidad en función de la evolución de los mercados y de las inversiones realizadas por la entidad gestora.

E

Rescate del plan: una vez llegada la fecha de jubilación o cualquiera de las otras contingencias previstas, el inversor podrá recuperar su inversión en forma de capital o renta, según sus necesidades y preferencias. Es importante tener en cuenta que, en algunos casos, el rescate anticipado del plan puede conllevar penalizaciones fiscales.

En reglas generales así es como funciona un plan de pensiones. Sin embargo al igual que cada persona y sus circunstancias son distintas, el plan de pensiones también ha de serlo y diseñarse de forma personalizada. Como hacemos en Artamendi, primero analizamos tus necesidades, y después diseñamos un plan de pensiones individual a tu medida.

¿Por qué hay distintos perfiles de inversión?

Existen distintos perfiles de inversión porque cada persona tiene sus propias necesidades, objetivos y tolerancia al riesgo. A la hora de elegir un plan de pensiones, es fundamental tener en cuenta el perfil del inversor, ya que esto permitirá seleccionar un plan adecuado a sus expectativas y capacidades.

Por un lado está el perfil de inversión conservador, que prefiere inversiones seguras y estables. Busca preservar su capital, aunque esto implique una rentabilidad más baja. Luego tenemos el perfil moderado, que es aquel que busca un equilibrio entre rentabilidad y riesgo, y está dispuesto a asumir cierto nivel de incertidumbre en sus inversiones. En este perfil, se buscan inversiones con un riesgo intermedio, que permitan obtener una rentabilidad razonable a largo plazo.

Y después el arriesgado. Este perfil de inversor está dispuesto a asumir un mayor nivel de riesgo en sus inversiones, con el objetivo de obtener una rentabilidad superior a la media del mercado. El inversor arriesgado acepta la posibilidad de sufrir pérdidas temporales a cambio de un mayor potencial de ganancias a largo plazo.

Cabe destacar que, dentro de cada perfil, hay subcategorías y matices que pueden ajustarse aún más a las preferencias y necesidades de cada inversor. Es fundamental realizar un análisis personal para determinar qué perfil se ajusta mejor a nuestras circunstancias y objetivos.

¿Por qué contratar un plan privado de pensiones?

Existen diversas razones por las que contratar un plan privado de pensiones es una decisión acertada y beneficiosa para tu futuro financiero. Te las contamos.

E

Complemento a la pensión pública

Debido al envejecimiento de la población y a la incertidumbre sobre la sostenibilidad de los sistemas públicos de pensiones, contar con un plan privado de pensiones nos permite asegurar un ingreso adicional en nuestra jubilación que complemente la pensión pública.

E

Flexibilidad

Los planes de pensiones privados ofrecen una gran flexibilidad en cuanto a las aportaciones y el rescate de las mismas. Además, en caso de necesidad, es posible acceder al ahorro acumulado antes de la jubilación en ciertos supuestos excepcionales, como enfermedad grave o desempleo de larga duración.

E

Beneficios fiscales

Las aportaciones realizadas a un plan de pensiones tienen ventajas fiscales, ya que reducen la base imponible del IRPF, lo que permite pagar menos impuestos. Y en el momento del rescate, el inversor puede optar por diferentes modalidades de cobro, lo que le permite optimizar la tributación de su inversión.

E

Diversificación

Al invertir en distintos instrumentos financieros, los planes de pensiones permiten diversificar nuestro patrimonio y reducir el riesgo global de nuestra inversión. Por otro lado, al contar con el respaldo de una entidad gestora profesional, se aprovecha su experiencia y conocimientos en el ámbito financiero.

Como ves un Plan de Pensiones Individual es una herramienta financiera que permite ahorrar e invertir a largo plazo, con el objetivo de garantizar un nivel de vida adecuado durante la jubilación. Y gracias a la diversidad de perfiles de inversión y a las ventajas fiscales que ofrece, contratar un plan privado de pensiones es una excelente opción para asegurar tu futuro financiero.

Si quieres que te ayudemos a configurar un plan de pensiones individual contáctanos y empieza a ahorrar cuanto antes.

Contacto
close slider

    Abrir chat
    Hola 👋
    ¿En qué podemos ayudarte?