¿Qué es un seguro de ahorro infantil?

 

Es asegurar un buen futuro para tus hijos. El mundo cambia a ritmos nunca antes vividos, y la incertidumbre de los mercados, y en todo en general, es cada vez mayor. Por lo que un seguro de ahorro infantil es un pasaporte a que tus hijos sean solventes en el comienzo de su vida adulta.

 

Sin duda el mejor regalo que puedes hacerles, por su bienestar y por tu tranquilidad. Porque si hay algo que todos los padres anhelamos es que nuestros hijos vivan mejor de lo que hemos vivido nosotros. Y para conseguirlo haremos todo lo que esté en nuestra mano. Invertir cada año un poco más, y contratar un seguro de ahorro infantil para rentabilizar esa inversión, será tu mejor decisión. Y el mejor aliado de tus hijos cuando crezcan.

 

Ese fondo de inversión les va a permitir tener una cantidad de dinero suficiente para llevar a cabo sus planes. Estudiar, viajar para aprender idiomas, independizarse y comenzar a trabajar… No podemos adivinar qué elegirán para su fututo, pero si velar por sus intereses y crearles un buen colchón para el día de mañana.

 

Pero, ¿Y por qué no simplemente abrir una cuenta en el banco e ingresar dinero todos los meses? Porque con un seguro de ahorro la rentabilidad irá aumentando cada año. Con el paso del tiempo te beneficias del interés compuesto. Lo que significa que los beneficios se acumulan y la rentabilidad crece a medida que lo hace la cantidad de dinero que haya en el fondo.

 

¿Cuál es el mejor seguro de ahorro para niños?

¿Qué es lo ideal? Conseguir entre un 6% y un 8% de rentabilidad media al año para ese dinero.

 

Te ponemos un ejemplo muy sencillo. Imagina que tu hijo acaba de nacer y que ingresas en un fondo 500 euros. Y cada mes 50 euros más, aumentando dicha cantidad de forma anual en un 3%. Con una rentabilidad de un 7.5%, ¿Cuánto dinero se puede acumular una vez que el cumpla 18 años? Alrededor de 30.000 nada menos.

 

Esto con una cantidad pequeña. Imagina con una más cuantiosa.

¿Cómo funciona el seguro de ahorro?

Ante todo con total garantía. Una de las preocupaciones que todos tenemos cuando invertimos en un seguro de ahorro, es que nuestro dinero, o en este caso el dinero que será para nuestros hijos, esté a salvo.

 

Eso sí, antes de contratarlo infórmate a conciencia. Si estás interesado contacta con nosotros, te ayudaremos a encontrar el que mejor se adapta a ti.

 

Pero volvamos a cómo funciona un seguro de ahorro. Se trata de un producto con grandes ventajas porque te asegura una rentabilidad al cabo de los años. Y esto siempre es beneficioso para cualquier persona que se preocupe por su futuro, y por el de los suyos. Con una cantidad aportada, inicial y mes a mes, que lo más interesante es que vaya creciendo a medida que sea posible, y con la que se consigue una gran rentabilidad, cuando finalice el periodo acordado para que finalice el fondo, obtendrás un determinado capital. Y mucho mayor que si solo hubieras metido cierta cantidad de dinero mes a mes en una cuenta.

 

Además, tiene ciertas ventajas fiscales. Lo que le hace aún más interesante.

¿Cómo se integra el plan de ahorro?

 

La seguridad aporta felicidad. Y tener claro que dentro de unos años tus hijos tendrán un gran ahorro para su vida, os hará feliz a ambos. Tú tendrás la tranquilidad de saber que podrá afrontar el pago de la entrada de una casa o el de una carrera universitaria, entre otros. Y él valorará enormemente que durante toda su vida te hayas encargado de generarle unos jugosos ahorros.

 

Lo primero que necesitas para esto es fijar unos objetivos. Tanto un rango económico que te gustaría alcanzar, como el tiempo durante el que vas a ahorrar. Así como cuánto puedes aportar al plan de ahorro de manera inicial, y cuánto cada mes.

 

¿No sabes por dónde ni cómo empezar? No te preocupes, te damos la solución. Contacta con nosotros y uno de nuestros asesores te ayudará con tu plan de ahorro para que logres tu meta.

Contacto
close slider